Las dos caras de la misma moneda

Enfermería desde el punto de vista del paciente. Una visión de como afrontar las patologías

Herramientas

 

Hablando de salud

EXTRAVASACIÓN DE LA NUTRICIÓN PARENTERAL CON CATÉTER DE ACCESO SUBCUTÁNEO

23 enero 2013

Los pacientes terminamos siendo médicos especializados en nuestra patología, sin título reconocido ni oficial, pero con una gran experiencia que nos caracteriza, y que nos nutre.

Cualquier cambio, cualquier signo o síntoma sabemos qué significa, y si hemos de mantenernos en alerta o no.

“La voz de la experiencia”, este es el nombre con el que bautizo a todas aquellas personas que padecen enfermedades crónicas.

Extravasación del catéter de acceso subcutáneo (Port-a-Cath)

Hace 11 días tuve una extravasación del catéter. Mientras dormía, la aguja del catéter se movió, y se salió de su sitio, y la nutrición parenteral en lugar de entrar en la vena, fue acumulándose en el tejido subcutáneo que está debajo de la piel.

Normalmente cuando la nutrición parenteral tiene lípidos, y sucede esto, te despiertas instantáneamente porque el líquido es muy irritante y pica y escuece mucho. Casualidad que ese día mi nutrición parenteral no llevaba lípidos, y al ser menos irritante cuando me desperté porque sentía una molestia tipo pinchazo, la extravasación había sido importante. Para haceros una idea, la sensación que tuve es que en lugar de tener dos mamas, tenía tres.

Al despertarme lo primero que hice fue tocarme la zona del catéter y al notar tal inflamación, encendí la luz, apagué la bomba, y me miré la zona. Nunca me había sucedido una extravasación de ese calibre. Era exagerado. En la foto no se aprecia todo lo que fue.

myegoo_noe

En 8 años con nutrición parenteral, he tenido 6 extravasaciones. Tal vez dicho así parece mucho, pero contando con que llevo nutrición parenteral cada día, el riesgo de exposición es muy alto.

Normalmente llevo la aguja corta, pero en periodos en los que cojo un poquito de peso, la aguja corta queda demasiado justa, y con cualquier giro durante la noche, y con el peso de la mama, la aguja termina saliéndose un poco hacia fuera, lo suficiente para producir una extravasación. En estos periodos termino pinchándome el catéter con la aguja larga aunque me sobre un trozo que sobresale de la piel. Pero he de decir que anteriormente las extravasaciones habían sido muy leves.

¿Cómo actúo ante una extravasación del catéter de acceso subcutáneo?

Hasta día de hoy no he encontrado ningún algoritmo o protocolo de actuación específico para extravasaciones con nutrición parenteral, sólo he encontrado información sobre citostáticos que son fármacos más agresivos e irritantes.

Hoy mismo he solicitado esta información a la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria al encontrar un resumen de un artículo que publicaron: “algoritmo para el manejo de las extravasaciones de fármacos no citostáticos” cuyo objetivo es protocolizar el manejo de las extravasaciones en la administración endovenosa de fármacos. En cuanto obtenga dicha información la comunicaré para que aprendamos todos.

Mi sistema de actuación es el siguiente:

1. Lo primero que tenemos que hacer es parar la infusión de la nutrición parenteral, o medicación en otros casos.

2. Seguidamente nos lavamos las manos.

3. Preparamos un campo estéril con guantes estériles, jeringa 10 ml. y gasas con antiséptico.

4. Aspirar con una jeringa 5-10ml.

5. Retiramos el apósito que cubre la aguja del catéter, así como la aguja. Al retirar la aguja hay que estar preparados, porque el líquido extravasado saldrá a presión. Así que tendremos las gasas preparadas para empapar.

6. Apretaremos la zona del catéter para sacar el máximo de líquido posible. Tómate tu tiempo, y procura no irritar la zona demasiado. Este proceso puede resultar molesto y doloroso.

7. Aplicar un apósito y dejar descansar la zona hasta que se reabsorba el volumen extravasado y la inflamación y dolor cedan.

8. Cuando se vuelva a insertar la aguja, en el caso de pincharte cada día, dejaremos la aguja pinchada durante una semana para que el tejido se recupere, y porque durante unos días la zona estará excesivamente sensible y con molestia/dolor. Además intentaremos pincharnos con una aguja de una longitud mayor a la habitual porque la del tamaño habitual puede quedarnos corta debido a la inflamación.

En mi caso, esta vez al ser tan importante la extravasación, el líquido extravasado no salió a presión. Por mucho que apretara tan sólo me salieron dos gotitas. El resto del volumen fue reabsorbido con el transcurso de las horas.

En el próximo post hablaré de qué hacer tras una extravasación, como te sientes y que síntomas nos indican alarma.

Fuente: Noelia

 

Compartir en


Comentarios

  1. "Aish Noelieta..qué susto..me alegro de que ya todo vaya viento en popa.Un besazo guapi."

    Silvia 23 enero 2013 19:44:54
  2. "Un gran susto Silvieta. Lo más fuerte de todo es que cuando sucede algo de esto, ya sabes cual es el pronóstico, y no tener las medidas para evitarlo te hace ser vulnerable. En el próximo post hablaré de ello. Un besito churrita!"

    Enfermeraypaciente 23 enero 2013 19:52:55

Nuevo comentario



  • captcha